7 feb. 2013

Rilakkuma snack bento

Tengo pendiente de subir este snack bento desde la semana pasada, pero ando tan liada estos días que casi no tengo tiempo.


Contenido: sandwich de crema de cacahuete, homemade cookies, fuet, mandarina, dátiles y queso.

Cuando ya lo tenía hecho me di cuenta que las orejas deberían ser amarillas pero como iba justa de tiempo así se quedó. A pesar de ese pequeño detalle creo que quedó bastante mono igualmente.

Os dejo la receta de las galletas, por si alguien se anima a hacerlas aprovechando que viene San Valentín. O para culaquier otra ocasión, que están bien buenas. En mi casa siempre vuelan.

Cookies con chips de chocolate y nueces

300 gr. de harina
2 huevos
1 cucharadita de levadura
100 gr. de nueces (también podéis usar avellanas)
110 gr. de azúcar moreno
110 gr. de azúcar blanco
125/150 gr de chocolate (yo suelo usar chocolate con leche, pero cualquiera sirve)
120 gr. de mantequilla


Troceamos el chocolate en trozos pequeños y regulares (más o menos). En otro bol, troceamos las nueces en un tamaño similar.
Tamizamos la harina con la levadura.
En un bol mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar blanco y moreno, hasta que esté bien integrado. Añadimos los huevos y mezclamos bien. Añadimos la harina con la levadura e integramos bien. Incorporamos las nueces a la masa, mezclando para que se repartan bien. Añadimos el chocolate y mezclamos. En este punto la masa es bastante pegajosa, así que yo suelo colocarla entre dos trozos de film de plástico y la extiendo con el rodillo hasta dejarla del grosor que quiero darle a la galleta (unos 5 mm)
Guardamos entre 1 y 2 horas en la nevera.  Pasado este tiempo, precalentamos el horno a 180º.
Mientras, vamos cortando las galletas y colocándolas en la bandeja, sobre una hoja de papel de hornear.
Tener en cuenta que se expandirán un poco así que dejad unos 3 cm de separación entre galleta y galleta.
Cuando el horno esté caliente horneamos unos 10-12 minutos, hasta que tengan un color ligeramente dorado. Al sacarlas estarán en poco blandas, pero endurecen al enfriarse. Las pasamos a una rejilla para que se enfríen y listas para comer.